Proyecto Tarot, La Luna XVIII

La luna nos señala la necesidad de guiarnos y evolucionar a través de nuestra intuición.

 

Esta carta normalmente se representa con un paisaje desolado en el que en primer término observamos un cangrejo con las pinzas abiertas mirando a la luna dentro de un estanque.

En el horizonte se erigen dos torres custodiadas por dos perros que aullan, en alusión al ser humano.

Proyecto Tarot, La Luna XVIII

El cangrejo que camina hacia atrás, está encerrado en el estanque, encerrado en el pasado, en el dolor de falsas espectativas, negándose a abandonar antiguos dogmas. Mira a la luna que no se refleja en el estanque y un rayo le alcanza  para mostrarle el camino en su incertidumbre.

Las dos torres representan el anclamiento a antiguos e innecesarios dogmas que nos impiden evolucionar.

La luna nos señala la necesidad de guiarnos y evolucionar a través de nuestra intuición.

La carta muestra el número 18, evolución kármica. 10 + 8, a la perfección se le añade el infinito, el eterno recomenzar. 10 + 8 = 18; 1+8 = 9, número que preside la realización cósmica. 6 x 3, la realización del amor. 9 x 2, una doble puerta ante la realización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>