MAREJADA

marejada

Empecé a cantar como un jilguero
abriendo todas las ventanas de mi casa.

Quería sentir la tempestad del océano de furia
que calcinaba mis entrañas.

Quería fundirme con sus olas
y el silbido del aire en al tormenta.

Resistiría mi pequeño barquito de papel?

Tiré por la borda 40kg de dudas,
40 años de miedos.

Ya ligera,
exploré nuevos y desconocidos horizontes,
acompañé con mi voz al viento.

(Cristina Larios 2019)