El Hombre

Elhombre

Imaginemos un hombre,
agobiado de su rutina, de su trabajo,
de su familia, del caminar de sus propios pasos,
día tras día…

Y fue a ver el mar…
Y fue a escuchar el viento…

Se perdió en la letanía de sus propios pensamientos.

Suma aburrimiento,
Suma desesperanza,
Suma ira…

Presión, vapor, disolución.
Su mente estalló y su espíritu voló
más allá de la monotonía.

No se halló cuerpo, ni alma, ni hombre.

-Cristina Larios, diciembre 2017 –

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>